Dirigentes de la diversidad sexual participaron de panel en la «Fiesta de los Abrazos» de este año, organizada por el Partido Comunista.

Dicha actividad se realiza, por lo general, el primer fin de semana de cada año, y cuenta con la participación de diversos sectores sociales. Los foros temáticos abordan problemas y propuestas para nuestro país desde organizaciones de DDHH, trabajadorxs, escritorxs, economistas e invitadxs de Chile y otros países latinoamericanos, en especial, los movimientos de liberación de México, Colombia, Nicaragua, Bolivia, etc.

Marco Becerra, presidente de ACCIONGAY, enfocó la importancia de contar con un reconocimiento legal de las parejas de un mismo sexo. Agregó, además, que cualquier ley inferior al matrimonio igualitario es asumir que existen ciudadanxs de segunda categoría, o sea, que tienen menos derechos.

Gonzalo Cid, coordinador político del MUMS, Movimiento por la Diversidad Sexual, habló de la urgente necesidad de que se apruebe una ley contra la discriminación que incluya entre sus objetivos principales el erradicar actitudes y prácticas prejuiciosas y discrimnatorias basadas en la idea de la inferioridad o superioridad de cualquier orientación sexual o identidad de género.

Luego, Lukas Berredo, coordinador político del MUMS y fundador del GAHT, Grupo de Apoyo a Hombres Trans, informó que la transexualidad permanece en los manuales de enfermedades mentales, y que el 80% de los asesinatos a personas trans en el mundo ocurren en Latinoamérica y Centroamérica. En ese sentido, señala la relevancia de contar con personas que asuman la causa como propia, y que trabajemos, lado a lado, por una transformación social, cultural y política que refleje el respeto a los derechos humanos.

Cristian Cuevas, dirigente de la CUT y presidente de la Confederación de Trabajadores del Cobre, rechaza el constante intento de algunos de deslegitimar la capacidad y calidad de liderazgo de dirigentes simplemente por su orientación sexual, y afirma que la izquierda tiene una gran deuda con la diversidad sexual.

«La izquierda, si quiere hacer un proyecto de transformación, de cambio para ese siglo XXI, requiere incorporar a esa diversidad, y tantas otras, no en una situación declarativa, sino más bien en una propuesta política», afirma Cuevas.

Víctor Hugo Robles, periodista, más conocido como «El Che de los Gays», hizo un homenaje a Marcia Alejandra Torres Montajo, la primera persona en Chile a someterse a una cirugía de resignación sexual, que falleció la semana pasada, leyendo algunos parágrafos del capítulo «La primera rebelión» de su libro «Bandera Hueca: Historia del Movimiento Homosexual Chileno».

«Quizás, los homosexuales y travestis torturados y asesinados en prostíbulos y barriadas pobres sean aún las víctimas más olvidadas de las agrupaciones de derechos humanos», concluyó.

Entre los asistentes se encontraba Carlos Sánchez, activista histórico del Movimiento por la Diversidad Sexual, MUMS, que hizo una intervención sobre la falta de compromiso e interés de la clase política en los 20 años de la concertación.

«La despenalización de la sodomía se hizo 1998 en vísperas de un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea, pues el movimiento de diversidad sexual europeo había logrado imponer dentro de los reglamentos de la Unión Europea, que no podía haber ningún acuerdo comercial con los países que discriminaban a la población LGTB. Fue solamente por eso que el parlamento aprobó dicha alteración», afirmó Sánchez.