Gladys Marín, escenario Marcha Orgullo 2001, Santiago de Chile

Hace unas semanas atrás, en el proceso más crítico del cual se tiene recuerdo  desde que se diagnosticó la enfermedad de Gladys Marín, han llamado a la casa de una de esas amigas comunistas que una tiene, para informar que ella había  muerto. Ambas nos quedamos en silencio, el que fue roto tan sólo por la fuga de las única expresiones que pudimos pronunciar: ¡Qué mala, No puede ser!… Y como si nosotras mismas emprendiéramos el viaje hacia el a-tiempo recorrimos  rápidamente algunas imágenes en donde la cara de esta mujer chilena de bonitas piernas e impresionante inteligencia, ha sido la protagonista principal.

Luego de aquello decidimos que era realmente importante el hacer un recorrido por su biografía, puesto que Gladys, compartamos o no sus convicciones, ha sido una mujer de lucha, estandarte de batalla para much@s en los peores años de la dictadura de Pinochet y ahora, en la redes de la fantasía económica concertacionista.

En las siguientes líneas recorreremos su vida, sin nada de pompa, pero agradecida la página, de que podamos transcribir la esencia y lo concreto de tanta fortaleza. Estas líneas las ofrecemos como un humilde homenaje a quien como ya much@s lo saben también ha estado acompañando nuestras luchas con paso fuerte y decidido. A ti Gladys, nuestro cariño.

Su Vida familiar Hija de su madre.

Así podemos definir a esta mujer nacida en 1941, puesto que es la cruza de la abnegación maternal y del abandono paterno, lo que de seguro desde pequeña la inmunizó frente a la adversidad, bañándola en aguas de perseverancia. Su modelo, su madre: Adriana Millie, la que después del abandono de su esposo Heraclio Marín, con abnegación y esfuerzo sacó adelante a sus cuatro hijas, entre las cuales se encontraba la pequeña Gladys. Este hecho desencadenó un cambió abrupto en la dinámica familiar de los Marín-Millie , pero Adriana al igual que  muchas mujeres, contaba con la fuerza que traspasaría como ejemplo de vida a su hija Gladys.

Siendo pequeña, cuando tan sólo contaba con 11 años, Gladys viaja a Santiago para proseguir sus estudios secundarios. Este dato es importante, pues nos indica la templanza de su carácter férreo, puesto que a la edad indicada, se traslada de su ciudad natal Curepto en la VII región, a vivir sola en la gran capital, en una pieza de la pensión que ocupó en el antiguo y bello barrio de Recoleta, habitación que es la única, quizás, que se enteró de sus más íntimos miedos infantiles.

Finalizada su educación secundaria continúa sus estudios en la Escuela Normal, lugar en donde comienza a generar discurso y práctica política, dimensión que recorreremos más adelante.

El amor llega a la vida de Gladys de mano del ingeniero Jorge Muñoz Poutays, con el cual se casa en el año 1963. La joven pareja, producto de su unión, tiene dos hijos: Alvaro Muñoz Marín y Rodrigo Muñoz Marín.

La dictadura de Pinochet trae consigo una fuerte represión y el término de los movimientos socailes propiciados por el gobierno de Salvador Allende, lo que determina la separación de la familia Muñoz-Marín, puesto que Gladys debe pasar a la clandestinidad. Posteriormente y una vez fuera del país en el año 1976 se entera de la captura de Jorge, quien pasa a ser desde ese momento y hasta hoy otro Detenido Desaparecido que aumenta la cantidad de violaciones a los derechos humanos ocurrida en Chile en el retazo oscuro de la historia que el gobierno militar deshilachó a punta de balas. Pese a lo indicado esta historia de amor, hasta el día de hoy, no ha concluido.

Gladys, vive tranquila rodeada por la gente que la quiere, que no es poca, sin embargo, la tranquilidad se rompe el 25 de septiembre del 2003 cuando el equipo médico, del cual está a la cabeza el neurólogo Eduardo Larraechea, le diagnostica la presencia de un tumor cerebral, que tiñe de negro la tranquilidad de tod@s l@s que la aman, porque ella como siempre otorga su fortaleza a l@s que el dolor le impide caminar como lo hacían antes de la noticia.

La gran familia de Gladys que va más allá de sus hijos y parentela la han apoyado de manera constante. Como ejemplo de esto tenemos el trabajo realizado por el gran Pedro Lemebel, en torno a su práctica política, entrega y lucha. Este trabajo fue presentado como un homenaje del cronista en una sesión de lecturas que efectuó en el marco de la Feria Chilena del Libro 2004.

Desde ese 25 de septiembre hasta hoy Gladys ha sido operada dos veces, la primera en Estocolmo en donde el equipo médico indica que el tumor es un glioblastoma multiforme cuyo diagnóstico indica que inexorablemente volverá a crecer una y otra vez en el mismo lugar. El 19 de octubre del año 2003 viaja a La Habana para iniciar un proceso de rehabilitación, regresando a Chile el 14 de Marzo del 2004. Su segunda operación es realizada en La Habana en septiembre del 2004 y retorna definitivamente a Chile en diciembre del mismo año. En su residencia de calle Las Perdices 7026, de la comuna de La Florida, acompañada de su familia , de tod@s sus amig@s y de la gente de su partido espera tranquila un desenlace que a much@s les preocupa más que a ella.

Gladys y su práctica política.

Fue cuando era estudiante de la escuela normal (Las Escuelas Normalista formaban profesores) número dos que Gladys comienza a participar de las primeras reuniones de la Federación de Estudiantes Normalistas. Allí conoce a Rosendo Rojas dirigente de las Juventudes Comunistas de Chile, segmento en el cual Gladys es invitada a participar, dada su aceptación recibe su carné de militante en el año 1958 cuando contaba con 17 años. Desde ese momento se incorpora al partido, el que le prodiga una plataforma sólida de participación, la que ella transforma en acciones concretas como la construcción de diversos lugares recreativos y de encuentro a lo largo de Chile y la conformación de las primeras brigadas muralistas que fueron el insumo para la inolvidable Brigada Ramona Parra. (BRP)

Ser miembro del Comité Regional Capital de las Juventudes Comunistas es el primer paso en su transitar político que se sintetiza en los siguientes puntos:

  • 1955 Miembro del Comité Regional Capital de las Juventudes Comunistas.
  • 1958 Entrega de su carné de militante del P.C
  • 1960 elegida en el comité Central de la J.J.C.C
  • 1963 Dirigente del Comando Juvenil de Salvador allenede
  • 1963 Elegida secretaria general de las Juventudes comunistas
  • 1965 Elegida diputada por el segundo distrito de Santiago
  • 1973-1978* recorre distintos lugares del mundo denunciando la vulneración de los derechos humanos que realizan de manera constante la dictadura de Augusto Pinochet y su junta de gobierno militar
  • 1978 Regresa al país encabezando el trabajo de dirección en el interior.
  • 1984 Asume como subsecretaria del P.C
  • 1994 Elegida Secretaria general del P.C
  • 1997 Candidata a senadora , circunscripción poniente de Santiago**
  • 1998 Candidata a la presidencia de la República

* En 1973 es el golpe de Estado en contra del gobierno democrático de Allende. Gladys debe pasar a la clandestinidad para luego asilarse en la Embajada de Holanda, en contra de su voluntad, lugar en el cual pasó seis meses de su vida hasta que pudo salir del país y afuera llevar a cabo las acciones de denuncia indicadas.

** Obtiene una alta votación que la ubica entre las 10 candidat@s más votados de Chile, mas el sistema binominal cumple con el objetivo de debilitar las fuerzas de izquierd , no pudiendo cumplir con el deseo del pueblo, manifestado en sus votos.

La práctica política de Gladys resumida en estas líneas pretende instalar en Chile un modelo alternativo al sistema capitalista representado por el gobierno de Pinochet y continuado por la Concertación, que posibilite la implementación de espacios concretos y válidos de participación popular, considerando que el pueblo es LO vital en los movimientos sociales, que son, a través de un ejercicio constante y sistemático de reflexión y debate, conscientes de los cambios de fondo que requiere el sistema. Esto nos explica el por qué de su compromiso con la causa homosexual, que como toda Discriminación atenta contra los Derechos Humanos, que no está demás volver a repetir, ha sido una de las principales y permanentes luchas de sus 54 años de vida.

La cruza: La familia y Partido Comunista

No está de más decir que una persona en la vida se proyecta desde sus creencias. Gladys ha estructurado su vida basada en sus ideologías las que están impregnadas de los principios comunistas.

No podemos decir que Gladys sufrió sólo porque Jorge es un detenido desaparecido y es el hombre que amaba. No. Gladys sufrió porque much@s chilen@s estaban en sus mismas condiciones y porque la democracia se había perdido en nuestro país y en muchos otros lugares, dando lugar a la generación de un constructo en donde el modelo neoliberal se hace parte de la cotidianeidad del país, como una solución y vía válida de desarrollo del hombre, de un hombre, claro está, cada vez menos humano.

De este modo, no podemos decir que apartó vida familiar y vida política, pues es eso una falacia. Gladys predica y practica sus convicciones y eso es impagable, más aún, cuando de padres Gatica está lleno nuestro Chilito.

Todo lo anterior demuestra en mínima parte nuestra necesidad de rescatar a los grandes personajes chilenos, más aún conmemorando un nuevo 08 de marzo. Quizás el próximo año Gladys ya no esté en esta Tierra, sin embargo y hasta la majadería su ejemplo y su obra nos acompañarán hasta nuestra propia muerte. Quizás en su nuevo sitial no nos sorprendamos de que con sus ideas siempre firmes, esté organizando al viento, a la lluvia, a las estrellas, a las olas para que de una vez por todas la Revolución se haga en la Tierra. Serán ell@s quienes conformen su nuevo ejército, que con grito en cuello nos recordarán, todas las veces que sea necesario.