El Movimiento Unificado de Minorías Sexuales MUMS, junto a otros/as simpatizantes llegaron a las 11:00 a.m. de hoy jueves 15 de abril hasta la sede de la Nunciatura en Chile para protestar por las declaraciones del Secretario de Estado del Vaticano Tarcisio Bertone que, en declaraciones vertidas en nuestro país, vinculó la homosexualidad con la pedofilia.

Los activistas de la Diversidad Sexual llegaron hasta la sede diplomática fuertemente custodiada y solicitaron ser recibidos por alguna autoridad, lo que les fue negado bajo la insólita explicación: «No hay quien los pueda recibir». Ante dicha situación representantes del Movimiento de la diversidad sexual solicitaron hacer entrega de una carta dirigida al Nuncio.

Fue así que se les ofreció recibir la carta a través de la ventanilla del portón de la sede diplomática, lo cual fue rechazado por los activistas de la diversidad sexual argumentando que:»No somos ciudadanos de segunda clase, ni delincuentes, lo que corresponde es que nos abran la puerta y reciban como a cualquier ciudadano» señaló Fernando Muñoz uno de los voceros de MUMS. Esta situación generó tensión y los activistas decidieron esperar hasta que se rectificara la decisión de abrir las puertas de la sede de la Nunciatura.

La carta manifiesta el parecer de la diversidad sexual señalando : «Deseamos hacer llegar a Usted y a sus superiores en el Vaticano nuestro más profundo rechazo y malestar por las declaraciones efectuadas en nuestro país por el Secretario de Estado Tarciso Bertone en torno a la supuesta relación entre homosexualidad y pedofilia. Más adelante señala “ … MUMS, solicita por la presente que el Sr. Bertone pida disculpas públicas ya que sus dichos resultan ofensivos a todos/as aquellos/as que somos homosexuales, lesbianas y trangéneros”, “ … Nuestra orientación sexual no tiene ninguna relación con una acto criminal como es la pedofilia, la cual rechazamos en tanto la consideramos un abuso de poder sobre niños o niñas».

La manifestación terminó luego de una larga negociación en la que carabineros intervino como mediador. La misiva fue entregada por el conducto regular, no obstante representantes del MUMS señalaron: “esperamos una respuesta de apoyo del gobierno por el acto discriminatorio cometido en contra de ciudadanos chilenos por parte de un diplomático extranjero”, indicó Gonzalo Cid que integraba la comitiva de MUMS.

Finalmente el Movimiento Unificado de Minorías Sexuales insta al Estado Vaticano a disculparse y corregir su actuar. “No es posible que la Iglesia, como institución, todavía mantenga políticas de ocultamiento e impunidad de estos delitos a través de traslados de los sacerdotes que han cometido abusos y la no denuncia a la justicia civil”.”Por otra parte podemos darnos cuenta que la discriminación hacía la diversidad sexual sigue patente en algunos sectores como la jerarquía de la Iglesia Católica” indica Angélica Valderrama, Presidenta de MUMS.