El 1 de diciembre fue elegido como Día Mundial de la Lucha contra el SIDA debido al primer diagnóstico, que se hizo ese día en 1981. Siete años después, dentro de los programas para la prevención del SIDA de la Cumbre Mundial de Ministerios de la Salud de 1988, nació la iniciativa de dedicar un día a la lucha contra el SIDA.

Han pasado 29 años desde el primer diagnóstico, y el SIDA ahora se encuentra entre los top 10 de las epidemias más destructivas ya registradas. En Chile, la tasa sigue un aumento importante y sostenido, y en todos estudios se torna evidente que la epidemia crece rápidamente.

La solución parece ser simple: hay que hacer prevención focalizada, principalmente, en los grupos de mayor riesgo, promover la no discriminación, ya que ella agudiza la vulnerabilidad e implementar una educación sexual que aborde dicha temática de manera responsable.

Sin embargo, aparentemente la respuesta no se ve tan clara desde arriba. Las autoridades tanto del Gobierno anterior como del actual han estado enfocando la mayor parte del presupuesto asignado al VIH/SIDA a tratamientos y medicamentos, y han olvidado que lo ideal es que las personas no se contagien, en primer lugar.

También se hace vista gorda al hecho de que la tasa de prevalencia en hombres homosexuales o bisexuales es cuatro veces más alta que en la población general. Sin embargo, la distribución de recursos tanto en tratamiento como en prevención no son coherentes con los dados epidemiológicos, contradiciendo las indicaciones de las Naciones Unidas, de la Organización Mundial de la Salud, entre otras agencias internacionales.

En ese sentido, diversas han sido las pronunciaciones de insatisfacción por parte de organizaciones de la diversidad sexual que trabajan con la prevención del VIH. El Movimiento por la Diversidad Sexual, MUMS, emplazó este lunes 29 de noviembre al partido Renovación Nacional a tomar acciones más directas y efectivas frente al avance de la epidemia de VIH/SIDA en el país. El día siguiente, realizó una protesta a la medicalización de la temática del VIH/SIDA en los simposios científicos auspiciados por algunos laboratorios farmacológicos. Ya el día de hoy, MUMS hizo la entrega de una carta al presidente en el Palacio La Moneda, no sin antes manifestar su molestia frente a la situación actual de la prevención en Chile.

Me pregunto cuándo se darán cuenta que es “mejor prevenir que tratar”.

* Por Lukas Berredo, Coordinador Político Movimiento por la Diversidad Sexual (MUMS) / El Paradiario 14