El Movimiento por la Diversidad Sexual, MUMS, está en desacuerdo con la campaña de prevención de VIH/SIDA lanzada recientemente por el Gobierno y, además, no comparte la propuesta del Ministro de Salud, Jaime Mañalich, en enfocar la prevención del VIH en el examen de detección. Esta postura se fundamenta en el hecho que el examen de VIH no es una medida preventiva, sino que una herramienta que permite el diagnóstico de una condición ya establecida, con lo que se está llegando tarde, cuando no hay espacio para prevención en quien ya obtuvo su resultado.

La prevención consiste en adelantarse, llegar antes que la condición de salud, en este caso la transmisión del VIH, esté establecido. Para esto, se considera la adopción de medidas preventivas, dirigidas específicamente a los grupos de mayor riesgo de adquirir la condición. Con el enfoque que se le está dando actualmente, se discrimina a la población que vive con el virus, en vez de dar las herramientas concretas a las personas para no adquirir esta condición, que es lo que se esperaría de una campaña orientada a la prevención.

Por otra parte, la presente campaña presenta grandes deficiencias. Por ejemplo, no apunta al principal grupo de riesgo, que es la población homosexual, bisexual y transexual (alrededor del 70% según cifras del propio MINSAL). Además, el tema preventivo es tratado con un lenguaje deficiente, con un mensaje que no queda claro, y que no da la seguridad de que la población asuma la prevención de VIH como un problema de salud pública de importancia. De continuar de esta manera, seguiremos llegando tarde a los grupos en riesgo, y no lograremos disminuir la tasa de transmisión de VIH, que se han incrementado en el país en un 48%, según lo indican estudios de DIPRES y MINSAL.

Valoramos ampliamente la propuesta de convertir la prevención de VIH/SIDA en algo permanente, y no basar todo en las campañas periódicas. Sin embargo, esto debe ser acorde con la realidad epidemiológica de nuestro país. Es necesario mejorar en forma inmediata la cobertura que hoy posee el trabajo de prevención del Ministerio de Salud que sólo llega al 2% de las poblaciones más afectadas, lo cual representa un profundo fracaso en las campañas de prevención realizadas hasta la fecha, y que trae como consecuencia lamentable el aumento en la transmisión del virus.

Como Movimiento por la Diversidad Sexual, MUMS, estamos disponibles para hacer aportes y apoyar el trabajo de prevención, pero para eso solicitamos acciones concretas por parte de las autoridades encargadas de decidir las políticas públicas al respecto, cosa que no ha ocurrido. Una propuesta concreta en este punto es recuperar las asignaciones a las regiones en materia de prevención, las cuales se han desarticulado y prácticamente desaparecido en materia presupuestaria como lo indican los propios informes del Gobierno. También esperamos ser recibidos por las autoridades de salud para discutir estos temas, y representar las inquietudes de la población que está más expuesta.