Hoy es el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA y el Movimiento por la Diversidad Sexual, MUMS, sigue sus actividades de protesta contra la situación actual, y prácticamente inexistente, de la prevención del VIH en Chile.

A las 12:00hrs, MUMS llegó al Palacio La Moneda y desplegó pancartas y lienzos, seguido por carabineros de Chile, que forzaron su retirada con caballos y perros. Sin embargo, lxs activistas no cedieron tan fácilmente, y tres de ellxs tiraron tinta roja en las piletas frente al palacio, en alusión a las más de 400 personas muertas anualmente por la falta de políticas públicas eficaces en materia de prevención de VIH.

Hoy, en Chile, la epidemia de VIH no para de crecer. Más de 22 mil compatriotas han adquirido el virus, más de 6.000 han fallecido y más de 10.000 están bajo un tratamiento de gran costo material y de una alta complejidad médica.

El presupuesto destinado a la prevención descendió un 60%, y Chile tiene una de las coberturas más bajas a nivel mundial en materia de prevención de VIH en los grupos más afectados y vulnerables (2%), como lo indica la evaluación realizada por la DIPRES.

Gonzalo Cid, coordinador político de MUMS, hizo la entrega de una carta dirigida al Presidente de la República, en la cual se solicita tomar acciones que permitan enfrentar la situación, poner fin a la exclusión de las personas trans-homo-bisexuales de las políticas públicas para lograr frenar el avance de la epidemia del VIH en Chile.

Fernando Muñoz, Ariel Durán y Javiera Villareal fueron detenidxs por las fuerzas policiales por “desorden público”. Al ingresar al vehículo de carabineros, Muñoz, que además es secretario ejecutivo de ASICAL (Asociación para la Salud Integral y la Ciudadanía de América Latina y el Caribe) les alertó, “el VIH no discrimina. ¡Usen condón!”.

Lxs activistas fueron llevadxs a la 1ª Comisaría de Santiago, en la que permanecieron detenidxs por casi 8 horas en una celda.