Hoy, el Movimiento por la Diversidad Sexual, MUMS, participó activamente en la Funa Nacional convocada por agrupaciones feministas y de mujeres contra el abuso sexual por parte de miembros del clero católico y el silencio guardado por las altas autoridades de la Iglesia chilena en este caso.

Al medio día, se congregaron frente a la Catedral Metropolitana de Santiago y otras regiones, organizaciones de mujeres, feministas, sectores populares y de derechos humanos para protestar en una gran Funa Nacional por los actos criminales del Sacerdote Fernando Karadima y su entorno. Del mismo modo, lxs manifestantes expresaron mediante gritos y pancartas el rechazo a las omisiones y poca diligencia mostrada por el ex Obispo de Santiago, Francisco Javier Errázuriz.

“Nos oponemos a todo tipo de abuso de poder, en especial en materia sexual. Por ello, no podíamos dejar estar presentes en esta convocatoria contra los delitos por acción u omisión de la iglesia”, dijo Fernando Muñoz, coordinador político del MUMS.

El juicio en marcha contra Fernando Karadima, ex párroco de El Bosque e influyente personaje en sectores ligados al poder económico y político, es apenas una parte de un tejido de abusos, amenazas, silencios y negligencias de parte de las autoridades eclesiásticas y penales de Chile. Las investigaciones en el país llevan años, y no avanzaron mayormente hasta que el Vaticano reconociera que existían abusos en este caso, desatando una serie de declaraciones y reacciones por parte de la Iglesia.

La crisis llegó a su máximo cuando uno de los afectados y querellantes entregara su versión en un espacio televisivo, generando un impacto al vincular a jerarcas de la Iglesia chilena en la red de complicidades que permitieron mantener todo en silencio durante años. Este proceso llevó a que la justicia reabriera el caso e iniciará una investigación más profunda.

Hoy, la consigna principal está enfocada a que este caso no se transforme en un nuevo ejemplo de impunidad como ha ocurrido en otras ocasiones en que los derechos de las personas han sido vulnerados por sectores vinculados al poder. Por lo mismo, MUMS se suma a otras organizaciones que se movilizan en pro de la justicia y el pleno respeto de los derechos humanos de todas las personas.