Con gran éxito se realizó el 2º Encuentro Nacional Trans en Santiago entre los días 27 y 29 de enero de este año, en el hotel Conde de Ansurez.

En un ambiente de reflexión y acalorados debates, activistas trans abordaron diversos temas, entre los que se destacan:
– Liderazgos trans a nivel nacional, evaluando los existentes y buscando modos de potenciar nuevos;
– Formas de organizarse y la representatividad de algunos grupos que hablan por las personas trans en el país. Se asume el potenciar y relanzar, pero con más fuerza, una orgánica nacional que se denomina «Movimiento Trans», la cual surge como una coordinadora de más de 10 organizaciones Trans, con representantes en 9 regiones de Chile. De acuerdo a palabras de Yokonda Montero, una de sus dirigentas, se espera que en el plazo de 3 meses el Movimiento Trans abarque las 12 regiones del país, convirtiéndose así en la orgánica trans más representativa a nivel nacional.

En el encuentro se debatió fuertemente sobre la importancia de la coordinación de todos los grupos Trans a nivel nacional, y la urgencia de tomarse en serio el trabajo de incidencia política para mejorar las condiciones de vida de las personas Trans en Chile. Es así que el debate sobre la ley antidiscriminatoria fue uno de los ejes de la discusión.

Asimismo, el colectivo asumió como la tarea principal del 2012 el poder avanzar y aprobar en el parlamento la Ley de Identidad de Género, fundamento inicial para que en Chile se comience a respetar los derechos humanos de las personas Trans. Al día de hoy, en Chile, las personas Trans aun no pueden acceder a temas vitales como una cédula de identidad acorde a su identidad género, igualdad en asignación de beneficios sociales, trato digno en consultorios y hospitales, acceso a educación formal, entre muchos otros.

La discusión sobre las agresiones y golpizas permanentes que sufre esta población también estuvo presente. Zuliana Araya, dirigenta trans de Valparaíso, puso en el debate las fuertes golpizas sufridas pos sus compañeras de dicha región el 2011, y los escasos avances en las investigaciones policiales.