Diversxs activistas del Movimiento por la Diversidad Sexual (MUMS) participaron de la Marcha por lxs trabajadorxs y sus derechos.

Resulta importante mencionar que la población LGTB es una de las más vulnerables en lo que a derechos laborales se refiere. La gran mayoría de la población Trans debe dedicarse al comercio sexual por no encontrar espacios laborales que los integren adecuadamente. Otra buena parte de la población «niega o esconde su orientación sexual o identidad de género, y un alto porcentaje vive algún tipo de violencia al interior de sus empresas cuando asumen o manifiestan su identidad y orientación sexual. Sabemos de espacios donde esto no se presenta, pero claramente son los menos», señala Cid.

Por esta razón, seguir movilizándose como población LGTB y trabajadorxs de este país resulta fundamental ya que pertenecemos a todos los sectores sociales y productivos de la República.

Mientras se sigan negando nuestros derechos e invisibilizando nuestra participación social, seguiremos abriendo la posibilidad a la marginación y la exclusión.

Vamos a las marchas a exigir lo que es nuestro, dignidad e inclusión social en todas las esferas, sin importar sexo, raza, color, idioma, religión, pensamiento político, origen o cualquier otra condición.