El proyecto de ley que establece el Acuerdo de Vida en Pareja (AVP), fue ingresado al congreso el 17 de agosto de 2011 como muestra del cumplimiento de promesas de campañas hechas por el ejecutivo, promesa hecha a la comunidad de la diversidad sexual y a más de dos millones de personas de nuestro país que hoy sostienen una relación de afecto en convivencia.

LOGO_MUMS_WEBSin embargo, las deficiencias del proyecto lo sitúan lejos del carácter de una unión civil que responda a las necesidades de las millones de personas que hoy conviven y no ven una alternativa en el matrimonio.

En derecho comparado las uniones civiles poseen efectos jurídicos que en el proyecto en comendo se ven atenuadas o simplemente no están. Lo cual permite establecer que no se trata de una unión civil propiamente tal sino que una norma de ghetto distinguiendo entre ciudadanos de primera y segunda categoría.

El Movimiento por la Diversidad Sexual ha recogido las observaciones a este proyecto en el documento “Observaciones al Proyecto de Ley Acuerdo de Vida en Pareja (AVP) Boletín 7873-07″ redactado en conjunto con la organización AccionGay.

Estas observaciones han sido dadas a conocer y puestas a disposición de la Ministra Secretaria General de la presidencia Sra.: Cecilia Pérez y su asesor jurídico, en Diciembre de 2012.

Con fecha 16 de abril de 2013, este documento fue enviado a los senadores y senadora de la comisión de Constitución, Legislación y Justicia del Senado, en donde se radica el proyecto en comento.

Del mismo modo con fecha 06 de junio de este año, se envió el documento a los diputados y diputadas del congreso.

La descripción de este trabajo de incidencia dice relación con la necesidad que las y los legisladores de nuestro país comprendan los cambio que requiere este proyecto para transformarse en un verdadero avance y no quedar a medio camino entre las promesas de campaña y la utilización de la legitima demanda de igualdad de la Diversidad Sexual y las personas que en Chile conviven ya sean con pareja de igual o distinto sexo.

Es por ello que vemos con preocupación cómo el Gobierno, con fecha 10 de julio de 2013, ha ingresado una urgencia simple en la tramitación de este proyecto de ley sin que se hayan discutido en forma adecuada los cambio que este proyecto requiere, así como el escaso nivel de involucramiento de organizaciones sociales, más allá de las organizaciones de la diversidad sexual en la discusión del mismo.

Es por ello que como Movimiento por la Diversidad Sexual MUMS, declaramos:

–          Continuaremos incidiendo política y legislativamente en las observaciones a este proyecto de ley a fin de poder encaminarlo a una real Unión civil de la cual hoy está lejano.

–          Hacemos un llamado a un mayor involucramiento por parte de la sociedad civil en la discusión de este proyecto que busca incidir en la vida de todas y todos en Chile, sin ser un tema exclusivo de la Diversidad Sexual.

–          Instamos a las autoridades legislativas a abrir la discusión a la ciudadanía y hacerse eco del trabajo serio y responsable que hacen ver las falencias de este proyecto.

–          Solicitamos al Ejecutivo ver el bien común por sobre el beneficio político a la hora de influir en la tramitación de este proyecto, instándolo a privilegiar la discusión que decante en mejoras al proyecto por sobre la premura en la promulgación del mismo.

–          La urgencia en la modificación de las muchas deficiencias de este proyecto deben ser consideradas antes que la urgencia en su tramitación y, en ese proceso, estamos todas y todos llamados a participar, independiente de nuestra orientación sexual e identidad de género.